Valle campeón de los III Juegos del Magisterio

Valle del Cauca desplazó a Bogotá, que había sido campeón general de los Juegos del Magisterio en la segunda edición, y con sus profesores y funcionarios ganó los III Juegos del Magisterio que se cumplieron en el Centro de Alto Rendimiento en la capital de la República, acumulando 23 medallas de oro, 13 de plata y 11 de bronce .

Entre los vallecaucanos, doce metales dorados fueron obra de las mujeres y 8 de los hombres. Las tres restantes las consiguieron en las modalidades mixtas, para imponer una nueva marca en triunfos pues en los pasados Juegos Bogotá ganó con 17 medallas de oro.

Valle dominó el certamen gracias al enorme potencial en la natación, disciplina que le reportó 19 oros la mayoría de ellos con su gran figura  Clara Barbosa, que tiene en su haber 9 victorias. Las otras medallas de oro fueron  en atletismo.

El certamen deportivo, que tuvo el acompañamiento técnico de Coldeportes, bajo la organización general de FECODE y el Ministerio de Educación, concluyó en medio del éxito y la celebración de las delegaciones participantes.

A pesar de quedar ubicado en la sexta posición del certamen, Bogotá fue el gran exponente de los Juegos al conseguir los títulos en cinco campeonatos. Ninguna otra delegación repitió honores, puesto que los campeonatos se distribuyeron individualmente entre otras regiones. Los bogotanos fueron campeones en ajedrez femenino, fútbol, voleibol masculino, tejo masculino y tenis de mesa.

Chocó fue la gran revelación de los Juegos al dominar el torneo atlético con 11 metales dorados. Los mayores medallistas en el atletismo fueron los chocoanos Maximiliano Ramírez y Cristian Lemus, además de la cundinamarquesa Diana Díaz. Cada uno con tres medallas de oro.

Antioqueños, tolimenses y cundinamarqueses, además del Chocó, se llevaron el mayor número de triunfos y ocuparon los primeros lugares en los resultados generales de los Juegos, destacando además la delegación Bogotana que obtuvo cinco títulos.

El más valioso legado de los Juegos queda plasmado en los ideales de amistad, integración y confraternidad, evidentes en cada una de las competencias y en todos los escenarios, donde los abrazos, las felicitaciones y las sonrisas, hicieron parte de la fiesta deportiva, recreativa y cultural, fiel a la filosofía de FECODE y el Ministerio de Educación, dejando a un lado el color de la camiseta, el triunfo o la derrota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas