Una Luz de talento ilumina el para tenis de mesa en el Valle del Cauca

A sus 51 años, Luz Alba Muñoz es una mujer ejemplar. Esta caleña nacida en el barrio El Jardín, es una de las deportistas figuras del Valle del Cauca, quien espera consolidarse con varias medallas de oro en los próximos Juegos Deportivos Paranacionales Bolívar 2019.

Luz Alba practica para tenis de mesa, deporte del sector paralímpico y sordolímpico, al que llegó desde el año 2008, misma época donde tuvo la oportunidad de asistir a sus primeras justas paranacionales.

Pero esta no es la única disciplina deportiva donde ha incursionado, desde los 10 años ha pasado por la natación, el tenis de campo, el atletismo y el baloncesto. Todos ellos, le han dado el toque especial a su vida, siendo una herramienta donde ha fortalecido su mente, su espíritu, y donde le puso alas a sus sueños.

Esta vallecaucana no tiene límites, aunque a sus 5 años tuvo dos pérdidas valiosas, nunca permitió que su mundo se detuviera y menos que la esperanza dejará de iluminarla.

Sufrió un accidente en el ferrocarril del pacífico, ese día no solo perdió a su papá, sino sus piernas, pues debido a la gravedad tuvo que someterse a una amputación por encima de las rodillas, y aunque durante dos épocas de su niñez y de su juventud intentó utilizar prótesis, Luz se sintió mejor en su silla de ruedas.

Es allí precisamente, donde se desplaza a diario a sus entrenos en el Coliseo El Pueblo al sur de la capital vallecaucana, en un gran entorno donde sigue trabajando para ser la mejor del país en su especialidad; con agilidad, destreza y seguridad, mismas características de su deporte, lo entrega todo en su preparación y en las competencias.

En medios de risas, Luz Alba no solo muestra lo soñadora, disciplinada y entregada que es a lo que hace, también reconoce que es elevada, de temperamento fuerte, malgeniada y de pocos amigos; algo que la ha caracterizado desde muy pequeña y la ha forjado como un ser humano independiente.

A los 10 años se fue de su casa, en lo que ella misma dice fue un acto de rebeldía, pero que al final la acercó a sus grandes amores hoy en día, su familia y el deporte.

En el Club Deportivo Nuevos Horizontes encontró un espacio donde pudo potenciar sus habilidades, rodeada de grandes personas que la ayudaron a ser mejor. Allí mismo se enamoró a los 19 años de edad, y fruto de ese amor nacieron sus dos hijos: José Luis Valencia e Ingrid Valencia, con quienes vive actualmente, y los que se han convertido en sus principales admiradores por todo lo que ha logrado.

En el para tenis de mesa ya ha participado en tres Juegos Paranacionales, la de este año será su cuarta aparición en este tipo de eventos donde ha cosechado más de seis medallas doradas, esto sumado a que ha sido la número 1 a nivel nacional, y que en eventos internacionales se ha ubicado dentro del top 5.

Para esta deportista “Valle Oro Puro” todo ha sido mentalizarse en lograr cada objetivo y ahora con su equipo vestida de rojo y de blanco, espera lograr para el departamento el primer lugar de las justas deportivas más importantes de Colombia.

“Vamos con toda, no hemos negado una gota de sudor en nuestra preparación, porque vamos también a retribuirle a Indervalle todo el apoyo que nos ha brindado, nuestros entrenadores, los del Centro de Medicina, y ese apoyo económico que es una bendición” resaltó Luz Alba Muñoz, quien aparte de ser atleta, madre, compañera, es una amante a ver películas y compartir tiempo de calidad con sus hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Re-dimensionar Letra
Contraste