Saltos ganadores y estadísticas doradas, el aporte de Lewis Asprilla al atletismo vallecaucano

El deporte no solo deja títulos, triunfos o medallas, sino que marca un camino lleno de recuerdos, huellas, amigos y hasta nuevos estilos de vida; combinaciones que un atleta vive en sus mejores tiempos de actividad deportiva pero que después del retiro, se le apunta a un nuevo camino profesional listo para asumir, eso sí, sin perder de la vista esa gran pasión llamada deporte.

Algo similar sucede cuando se habla de Lewis Kohler Asprilla Mosquera, una leyenda del deporte vallecaucano, quien se consagró en múltiples ocasiones como campeón nacional en salto de longitud, hasta llegar a las pistas internacionales representando a Colombia.

Uno de los metodólogos de Indervalle que más lleva el deporte en sus venas, todo por un pasado que aún lo identifica, y es que su concentración y su técnica no la pierde, sigue arraigada a esos inicios deportivos en su natal Chocó, en una disciplina que también fue inculcada por sus padres, la “seño Oti” como de cariño la llama, enfermera de profesión y el “seño Juan” su padre, un ex contador municipal.

Lewis inició en las pruebas de salto alto y largo en el año 1989, rápidamente se empezó a destacar en el atletismo hasta que en 1994 y siendo el mayor de 5 hermanos, salió de su casa en Quibdó a la ciudad de Cali, para formarse como un campeón internacional. Un sueño que pudo materializar con el Valle del Cauca, su tierra adoptiva con la que elevó un record nacional en salto de longitud en una distancia en metros de 7.96, marca que aún sigue vigente por más de 21 años.

En el Valle no solo cumplió con sus metas deportivas sino también con sus metas personales y profesionales, en el año 2005 logró llegar a reforzar el equipo profesional de la Subgerencia de Competición de Indervalle llevando una a una las estadísticas no solo de su deporte sino de otros tantos de los cuales ha ido aprendiendo cada vez más.

Lewis formó parte del título del Valle del Cauca en los Juegos Nacionales de 1996 y después de 23 años, desde el otro lado, cantó ya como parte del equipo técnico de esta selección nuevamente: “Campeón Valle Campeón”.

En el año 2012 realizó su última carrera en la pista atlética y se dedicó a trabajar de lleno en Indervalle, en sus desplazamientos a diferentes municipios del Valle, se convierte en un apoyo como entrenador de los futuros talentos del atletismo del Valle Oro Puro.

Un día mientras trabajaba en su oficina notó que siempre en cada semana, había muchos resultados deportivos, y en pro de comunicarse con sus jefes y compañeros, se le ocurrió la idea de crear un boletín estadístico, que ahora hace parte del boletín semanal de Competición, rotado por varios metodólogos y apoyado en el equipo de Comunicaciones de la entidad.

En su tiempo libre busca espacios de tranquilidad, siempre orgulloso de su natal pacífico no olvida su arraigo cultural, el cual lleva en su sazón, al combinar algunas prendas de vestir y cuando escucha la magia de la chirimía, arrullos, y el gran bunde, que lo transportan a esas queridas calles chocoanas, en cada una de esas místicas notas musicales.

Amable, atlético y disciplinado, así es Lewis Kohler Asprilla Mosquera, quien cuenta que su tono de voz baja viene consigo desde niño a tal punto que: “Yo cantaba en la ducha lo más fuerte posible para mejorar y proyectar la voz” resalta este hombre amante a la música y a realizar uno que otro video para sus redes sociales, donde sale a relucir su característica alegría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Re-dimensionar Letra
Contraste