Libia Constanza una mujer apasionada por su trabajo en Indervalle

Constanza, es un nombre referente en la oficina de Jurídica de Indervalle, todo el que ingresa a solicitar un certificado o un papel, se encuentra con una cara amable y decidida a ayudar. Así es Libia Constanza Aragón Vélez, una mujer de 57 años, que trabaja en la entidad desde septiembre del 2005 y quien con amor recuerda que el primer puesto que cumplió tuvo el rol de secretaria de los Juegos Departamentales, realizados en el municipio de Yumbo.

Para Libia Constanza su puesto de trabajo es lo más lindo y sagrado, por eso lo cuida y lo conserva como el niño de sus ojos. Todos los días vive con un fervoroso amor sus jornadas laborales y le agradece a Dios por su trabajo.

Libia se desempeñó por 11 años como secretaria, en el área de Presupuesto al lado de Jorge Rodríguez, a quien recuerda con mucho cariño y agradecimiento, porque aprendió mucho de la mano de él.

Lo mejor que le pudo pasar en su campo profesional fue entrar a trabajar a Indervalle, porque le dio la oportunidad de darle el estudio a sus dos hijos Lorena y Sebastián Porras Aragón, quienes junto a su nieto Samuel son su motivación principal en la vida.

Desde el año 2017 Libia atiende al público que ingresa al área de Jurídica, con una amplia sonrisa que acoge a propios y extraños; aunque la dinámica laboral cambio en los últimos meses debido a la contingencia por el COVID – 19, está trabajando con todos los protocolos de bioseguridad y sabe que está aportando un granito de arena para que todas las cosas buenas que suceden en Indervalle se hagan realidad y hacer más grande esta historia llamada “Valle Oro Puro”.

Libia Constanza Aragón terminó su bachillerato a los 15 años y estudio secretariado ejecutivo; le encanta bailar y junto a su esposo Carlos Porras, cuando no están en la finca que con tanto esfuerzo construyeron en el kilómetro 26, están reunidos en familia escuchando una buena melodía. Como salseros que son, les encanta azotar baldosa en alguna de sus discotecas preferidas como: Siboney, Las Brisas, Viejoteka de Mulalo, entre otras.

Antes de Ingresar a Indervalle, Libia trabajó 7 años en la oficina de Catastro de Santiago de Cali.

Ella ama servir y atender a la gente y en estos últimos años en Indervalle agradece al gerente de Indervalle, Carlos Felipe López, porque gracias a su administración se han visto grandes logros en el deporte vallecaucano y en la entidad. Tambie´n valora la oportunidad de conocer y recorrer los majestuosos paisajes de su Valle del Cauca, ayudando a los deportistas que visten los colores rojiblancos a tramitar sus certificados o cualquier papel, ya que ellos son la razón de ser de la entidad.

Trabajar en este tiempo de pandemia le ha resultado muy difícil porque, para ella no hay como estar con todos sus compañeros, en la oficina; con una voz entre cortada manifestó que la entidad se siente muy sola: “Uno entra y le da gran tristeza de que todos no pueden estar, pero debemos cuidarnos para poder seguir laborando y desempeñando juntos nuestras labores en la entidad”.

A Libia le apasiona todo de Indervalle, le gusta ver “la casa rojiblanca tan bonita”, la alegría de la gente que trabaja ahí con ella y con quienes anhela volver a compartir, tomarse un delicioso café preparado por las manos de Bertilda Sanabria, disfrutar y celebrar al lado de sus compañeros los triunfos de los deportistas “Valle Oro Puro” y sostener una amena y divertida charla en la cocina a la hora del almuerzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas