Larry Quinn, la historia del médico que humaniza al ‘Valle Oro Puro’

Larry Quinn, la historia del médico que humaniza al ‘Valle Oro Puro’

El Valle del Cauca se caracteriza por tener gente alegre, pujante, trabajadora, emprendedora además con una carga especial de vocación que disponen al servicio social. Todas estas características le permiten al departamento tener las puertas abiertas para que no solo propios sino los visitantes se sientan como en casa en varios aspectos, uno de ellos en la parte laboral, donde casi a diario llegan profesionales de distintas partes del país, capacitados para mantener en alto el nombre de la región.

La parte deportiva no ha sido ajena a todo ello, hoy en día Indervalle brinda un espacio a muchos profesionales del país que han encontrado en el Valle Oro Puro una llamativa estrategia donde el personal de apoyo juega un papel clave en pro de los resultados deportivos.

Cada integrante tiene la posibilidad de desarrollar y poner en marcha sus conocimientos y fortalezas, para posicionar al departamento siendo los líderes en Colombia. Entre aquellos que, aunque no crecieron bailando salsa, comiendo pandebono, deleitándose con un vaso de champús o caminando a diario con la brisa caleña, se encuentra el médico Larry Quinn, un joven santandereano que es miembro del equipo interdisciplinario del Centro de medicina de Indervalle.

Larry desde su llegada impactó con su alta calidad humana, su sencillez, pero sobre todo por su entrega, valores agregados a una hoja de vida cargada de buenas experiencias con un cimiento académico. Eso sumado a que con sus ocurrencias y carisma, escondidos tras su mirada escueta y parcos gestos, se ha convertido en el amigo de todos en el equipo de profesionales del ‘Valle Oro Puro’.

Formando parte de varias selecciones en diferentes deportes, empezó a ser partícipe de torneos nacionales donde las ligas que tiene a su cargo lo han llevado no solo a mostrar el talento en su profesión, sino que ha sentido lo que es enamorarse del deporte, casi llevando un proceso paralelo con cada atleta.

El santandereano reconoce: “Aquí la gente y las oportunidades dan para trabajar porque hay progreso y son abiertos a las ideas. Me siento parte de una familia de esas unidas, de las que se mueven juntas hacia un mismo propósito”.

Larry hijo único de Oswaldo Quinn agrónomo de profesión y María Castro profesora académica, extraña a sus padres como ellos a él, pero a diario hablan y llenan con anécdotas, palabras, pero en especial con amor, ese vacío que tienen al estar separados.

Acompañado de una notable timidez pareciera que es poco sociable, pero es todo lo contrario, Larry es el mentor de la parranda familiar. Con el acordeón entona canciones que poco a poco hacen que sus familiares se armen de otros instrumentos musicales y se unan a su canto hasta formar el conjunto musical.

Estas reuniones que, por días extraña en el seno de su hogar, le dan el mejor regalo a su abuela, doña Enriqueta, su amada “nona”, esa mujer que lo crió mientras sus padres trabajaban fuera de la ciudad para brindarle un futuro mejor.

Tal vez su padre quiso que fuera agrónomo, pero fue el sueño de su madre que desde pequeño lo disfrazaba de médico lo que marcó una profesión a la que hoy en día le entrega sus mejores espacios, sus horas, y sus ganas de sacar adelante a sus únicos hijos: los deportistas vallecaucanos. Por ellos se levanta cada mañana motivado a lo que ya no es un trabajo, es un estilo de vida del cual se encuentra encantado: “La medicina deportiva es mi pasión, en ella me veo ejerciendo toda por muchos años”.

A Larry ya se le ha visto en importantes proyectos deportivos con la camiseta puesta por el ‘Valle Oro Puro’. Integró la delegación rojiblanca en los pasados Juegos Nacionales de Mar y Playa, y su imagen cargando deportistas o atendiéndolos en medio de competencias quedó grabada en los momentos memorables de este evento en el que el Valle ganó el título general.

Asimismo, en la reciente fase nacional de los Juegos Supérate también hizo parte de la delegación campeona, atendiendo desde la barrera y con el sentido humano que lo caracteriza, virtud que destacó de paso la gobernadora Dilian Francisca Toro Torres de un profesional de la salud como Larry.

Share