La comunidad indígena Embera Chamí también hace parte del programa Esdepaz

El programa Escuelas Deportivas para la Paz, programa líder de como semillero del deporte vallecaucano, ha logrado impactar desde las zonas más apartadas hasta las más pobladas de los municipios del Valle del Cauca, con la expansión de monitores en el casco rural y urbano de los 42 municipios.

Es por esto, que en esta oportunidad los beneficiados del programa son los 80 niños y niñas de la comunidad indígena Embera Chamí ubicados en el asentamiento “Dai Umada Mia”, sector de La Cabala, zona rural del municipio de El Dovio.

La comunidad indígena es una población objetivo en el desarrollo de las Escuelas Deportivas para la Paz, Esdepaz, teniendo en cuenta que con este tipo de comunidades se logran fortalecer los semilleros y se garantiza que este tipo de políticas sean lo más incluyente posible.

Esta población entre los 6 y 17 años de edad reciben la inducción en la práctica de disciplinas deportivas como fútbol, fútbol de salón y baloncesto. Para alcanzar el cubrimiento de esta comunidad indígena, se contó con el apoyo de tres monitores de Esdepaz de El Dovio, quienes le brindan todos los conocimientos a esta población con una cobertura amplia, garantizándoles a los niños grandes resultados en sus practicas deportivas.

El impacto que ha generado Esdepaz en este corto tiempo en dicha comunidad ha sido valioso, toda vez que se ha logrado ofrecer un espacio de aprovechamiento del tiempo libre a estos niños y niñas, en el que participan de diferentes actividades que realizan los respectivos monitores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas