Jesús David Montoya, un soñador que aporta juventud y profesionalismo a sus labores en Indervalle

Jesús David Montoya Viafara lleva más de un año vinculado a Indervalle como asistente en el apoyo administrativo a la Subgerencia de Planeación de Ia entidad; un joven diligente, soñador, presto a ayudar a las personas, carismático y muy familiar.

Su inicio laboral en Indervalle lo asumió como un reto personal y profesional, la competencia era con él mismo, recuerda que los primeros meses se enfrentó a un mundo totalmente desconocido, un ambiente laboral nuevo y personas que en ese entonces eran totalmente ajenas a su mundo.

Sus más grandes apoyos fueron esos compañeros de trabajo, esos que se han convertido en parte importante de su día a día e influyeron laboralmente en la persona que es hoy, ayudando en su responsabilidad, compromiso y poniendo a prueba todas esas capacidades que hoy en día pone al servicio del área para la que trabaja.

 

Jesús David agradece a Dios, a la vida, a sus jefes y amigos la oportunidad de hacer parte de un equipo de trabajo tan comprometido y diverso, estar en Indervalle hoy le permite seguir soñando, pensando en terminar sus estudios y poder seguir creciendo: “Este ha sido mi primer trabajo estable, Indervalle ha sido un gran cambio en mi vida, desde que llegué aquí muchas cosas han mejorado y todos los días aprendo algo nuevo” menciona Jesús.

Las personas que lo rodean se han convertido en “ángeles”, lo han impulsado a ser mejor, a retarse para asumir mayores responsabilidades en su entorno de trabajo. Jesús ingresó como asistencial en el banco de proyectos y hoy tiene otras funciones administrativas en la subgerencia como: apoyar a las abogadas en el proceso de contratación, apoyar el banco de proyectos y además es la persona que está detrás de todo el proceso de pago de los contratistas de la entidad, es quien garantiza que mes a mes todos los funcionarios tengan su pago puntual.

 

A Jesús David le hacen falta 2 años para terminar su estudio profesional en Ingeniería Industrial en la Universidad Santiago de Cali, y planea hacerlo el próximo año, es uno de sus mayores anhelos.

“Chucho”, como muchos le dicen de cariño tiene una familia numerosa, vive con su abuela, su primo y su mamá, un hogar unido en el que aman celebrar las festividades y donde sienten un gran orgullo por él, ver que a su edad es un joven trabajador y echado para adelante como todos ellos se lo han enseñado.

Para finalizar, Jesús ha sido exaltado por su trabajo y eso lo ha ayudado a retarse constantemente, alcanzar nuevas metas profesionales y laborales, sueña con comprarse su apartamento propio, culminar sus estudios y el compromiso más cercano ahora es con la líder jurídica María del Pilar Romero y en general con toda la Subgerencia de Planeación de Indervalle, pues la abogada lo invitó a hacer parte de su equipo como asistente: “Estoy  muy emocionado por asumir este nuevo reto, aprendo mucho más, manejo la plataforma del Sistema Electrónico para la Contratación Pública – SECOP, donde se suben los contratos, cuentas y licitaciones de la entidad”, recalca.

A su edad es un joven que se ha capacitado para seguir aprendiendo y poder forjar su futuro a pulso, soñando en grande, pero también caminando diariamente por alcanzar sus metas y demostrar que el servicio, la amabilidad, la humildad y dar esa milla extra lo llevarán muy lejos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas