Euclides Grisales, un deportista líder que imparte justicia en los Paradepartamentales 2019

Boccia un deporte de pelota de precisión, similar a la bocha, y relacionado con los cuencos y la petanca, disputado a nivel local, nacional e internacional, por atletas con discapacidades físicas más severas. Originalmente fue diseñado para ser jugado por personas con parálisis cerebral, pero ahora incluye atletas con otras discapacidades graves que afectan las habilidades motoras-

Este deporte hizo su aparición en los V Juegos Paradepartamentales “Valle Oro Puro” Buenaventura 2019 en el Pabellón Rojo de la Unidad Deportiva Ramiro Echeverry en la ciudad de Palmira subsede de las justas deportivas, con ella, atletas del sector paralímpico y sordolímpico de varios diagnósticos complejos que ante las limitaciones físicas dan lo mejor de sí para planificar acertadas estrategias que les permita ganar en cada juego.

Esa misma estrategia y superación física la pone en escena Euclides Grisales, un joven caqueteño que a su corta edad llegó a Buenaventura, lugar en el que terminó de criarse, pero en busca de mejores oportunidades.

Acompañado de su madre llega a Cali, lugar en dónde nunca se imaginó que la vida de la daría la mejor de las oportunidades.

Recién instalados en la capital vallecaucana en uno de los buses del sistema masivo de transporte MIO, Euclides conoció al profesor Camilo Arteaga, fisioterapeuta especialista en neuro y entrenador de la Selección Valle de boccia, quién tomó el bus esa misma ruta.

Justamente en el mismo vagón del bus donde estaba Euclides se ubicó el profe Camilo y mientras resolvía asuntos personales por teléfono, su atención se centró en Euclides, que sin dudarlo se acercó, le preguntó su nombre y le dijo si estaba interesado en practicar deporte. Sorpresa para Euclides que ante la mirada de Camilo se sentía  incómodo porque no sabía si se estaba burlando de él, sin embargo su respuesta fue positiva y le dijo que sí estaba interesado.

En vista de que Euclides no podía sostener los pasajes de transporte para ir hasta los entrenos, Camilo decide contratar a la madre de Euclides en oficios varios y así él podía entrenar tranquilo sin preocuparse por nada más que eso, solo entrenar.  Desde ese entonces han transcurrido ya 10 años, en los que Euclides y Camilo han conquistado juntos títulos departamentales, nacionales e internacionales y que hoy los tiene en la puerta de un sueño paralímpico en los próximos Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Ahora Camilo le brindó una nueva oportunidad a este deportista de ser parte del cuerpo de juzgamiento de boccias en los V Juegos Paradepartamentales “Valle Oro Puro” Buenaventura 2019 por su autonomía y responsabilidad junto a otros atletas de la categoría BC4 con los que también aspiran a la medalla de oro en los Juegos Paranacionales Bolívar 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas