Diego Rosero, apoya la detección e impulso de los talentos dorados del puerto marítimo más importante de Colombia

El ‘Valle Invencible’ se ha caracterizado por contar con grandes profesionales del deporte, quienes han logrado mantener un departamento que es referente nacional e internacional, como modelo en temas de deporte de altos logros.

Desde la Subgerencia de Competición de Indervalle se tiene un equipo interdisciplinario cargado de talento que impulsa y apoya el desarrollo integral de los atletas, algo que cubre el tema de la estadística y seguimiento por medio de los metodólogos.

Uno de estos profesionales es Diego Mauricio Rosero Montaño, metodólogo nacido en el Distrito Especial de Buenaventura, quien se encarga de detectar talentos y trabajar incansablemente por el deporte de esta zona del pacífico colombiano.

Hijo de Gabriel Rosero y Doris Montaño, Diego es el segundo de tres hermanos, quien recibió de sus padres la mejor educación fundamentada en valores, principios y libertad de proyectarse como un ser autónomo, libre y profesional.

De su niñez recuerda que no era de los más estudiosos en las clases, no por el mal comportamiento sino por las bajas calificaciones que tuvo durante toda la secundaria, pues prefería dedicar más tiempo al fútbol que al estudio; una pasión a este deporte del cual aún no se desprende.

Luego de graduarse del colegio decidió tomarse un tiempo para saber qué hacer en su vida, y aunque claramente ser futbolista era su primera opción, ese tiempo de receso le sirvió para darse cuenta que no era mal estudiante por sus capacidades sino por la falta de compromiso y disciplina consigo mismo.

“Yo fui muy mal estudiante en el bachillerato, pero cuando llega la madurez a tu vida uno se da cuenta que si uno no estudia en la vida no es nadie”, recalca con agrado, siendo esta nueva mentalidad lo que facilitó las ganas de convertirse en entrenador.

Diego decidió estudiar profesional en deporte y de ser el un estudiante de bajo nivel en la secundaria, en la universidad pasó a convertirse en el número uno de su promoción, desde el primero hasta el último semestre.

Con la visión e interés de ser entrenador deportivo, trabajo varios años en el Imder Buenaventura y convertido en Magister en Fisiología del Ejercicio, en 2018 ingresa al equipo profesional interdisciplinario del Valle Oro Puro, gracias a la oportunidad de Carlos Felipe López, actual gerente de la entidad y a Raúl Fernando Montoya, subgerente del área de Competición.

A su vida llegaba un reto y compromiso el cual asumió con su aporte profesional y experiencia en las diferentes disciplinas deportivas, aportando también su experiencia profesional académica para que el departamento lograra no solo el título de Juegos Nacionales 2019, sino la realización de unos grandes Juegos Departamentales y Paradepartamentales en su natal Buenaventura.

Hoy es un apasionado de la fisiología del ejercicio, en busca de alternativas que buscan fortalecer la hegemonía deportiva del Valle Oro Puro, y en pro de su crecimiento profesional, es candidato a especialista en programación y evaluación del ejercicio, en la Universidad de la Plata en Argentina con grandes aspiraciones a iniciar un doctorado en fisiología del ejercicio.

En sus ratos libres Diego Mauricio dedica su tiempo a compartir en familia con sus padres y sus hermanos William y Carlos Rosero, con quienes disfruta escuchar salsa mientras cocina.

Desde el campo profesional Diego, no solo disfruta de hacer realidad sus sueños sino de compartirlos con cada logro obtenido en su trabajo, con su familia, sus atletas a cargo, pero sobre todo al aporte social a su amada Buenaventura, tierra a la que le da un rostro visible, joven y profesional, como lo merece el puerto marítimo más importante de Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Re-dimensionar Letra
Contraste