Con un emotivo recorrido, Cali y el Valle recibieron el Fuego Centroamericano y del Caribe

Con un emotivo recorrido, Cali y el Valle recibieron el Fuego Centroamericano y del Caribe

El Fuego de Barranquilla 2018, la antorcha de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, se acerca cada vez más a su sede principal. Pero antes de esa parada especial, y de pasar el día de ayer por Bogotá, el fuego centroamericano tuvo una emotiva visita a Cali, ciudad que acogerá como sub-sede las justas junto a Calima El Darién.

La capital vallecaucana, a 14 días del inicio de los juegos, recibió por todo lo alto en el Estadio de Atletismo Pedro Grajales un fuego que estará iluminando el espíritu olímpico de los más de 5.000 atletas que tomarán partida en el evento desde el próximo 19 de julio.

El recorrido que selló su paso en el emblemático escenario deportivo, inició en la Plazoleta de San Francisco, sede de la Gobernación del Valle del Cauca. En este lugar fue recibido por autoridades del deporte regional como Jorge Soto, coordinador de la subsedes del Valle del Cauca; Carlos Felipe López López, gerente de Indervalle; Jimena Toro Torres, Gestora Social del departamento y Héctor Fabio Zapata, alcalde de Calima El Darién.

La primera atleta encargada del encendido del pebetero fue la judoca jamundeña Luz Adíela Álvarez, quien llena de energía comenzó el recorrido oficial dirigiéndose a la Plaza de Caicedo. Allí la esperaba la doble campeona mundial de patinaje Claudia Ruiz, quien emocionada recordó su época en donde rodaba por las principales calles de la ciudad, con sus amados patines.

Luego el paso se dio en la iglesia La Ermita donde esperaba Pedro Grajales, una de las glorias deportivas del atletismo nacional. “Pedrito” se mostró agradecido durante cada paso, al ser escogido para este recorrido. De allí el exatleta atravesó el puente Ortiz para llegar al Centro Administrativo Municipal (CAM) lugar donde recibió Juan Felipe Landázuri, campeón nacional dos veces en Karate Do y reciente medallista suramericano.

Tras pasar por la Plazoleta Jairo Varela un nuevo relevo se realizó en el monumento del Gato de Tejada, al oeste de Cali, allí Gloria Mosquera, medallista dorada en los Juegos Bolivarianos y los pasados Juegos Suramericanos, recibió el fuego para luego dirigirse a la calle Quinta, llegando al estadio Pascual Guerrero, y terminando su relevo en Indervalle.

En el Instituto del Deporte, la Educación Física y la Recreación del Valle del Cauca todos los funcionarios de la entidad en cabeza del gerente López López, y acompañados de 'Baqui', la mascota oficial de los Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, aprovecharon para brindar calurosos aplausos, tomar algunas fotografías y acompañar a Jennifer Cerquera, relevista que esperaba en ese punto, campeona en Magayüez 2010, y en los Bolivarianos y Suramericanos en natación artística.

El último relevo se llevó a cabo en la Unidad Deportiva Jaime Aparicio, lugar donde el atleta Gregorio Lemos y la doble medallista olímpica Yuri Alvear tomaron la llama para ingresar junto a sus compañeros relevistas al estadio de Atletismo Pedro Grajales, donde más de 700 personas recibieron a los principales protagonistas del recorrido.

Una vuelta a la pista, ofreciendo el fuego de vida como un mensaje de esperanza de quienes van a competir en el evento deportivo, además de un instante donde se integra al pueblo vallecaucano en una sola celebración.

“Hoy desde el Valle del Cauca enviamos un mensaje de esperanza, de sentido de pertenencia por estos juegos. De unirnos cada vez más para que nuestro deporte colombiano siga brillando en cualquier rincón del mundo y de que juntos vamos a sacar adelante un nuevo reto para el departamento y para nuestros atletas Valle Oro Puro” enfatizó el gerente de Indervalle, Carlos Felipe López López.

Una vez encendido el pebetero y realizado la muestra deportiva a cargo de La Liga Vallecaucana de Baile Deportivo, la antorcha Centroamericana se dispuso a partir rumbo a Cartagena, ciudad que tendrá un acto similar este viernes 6 de julio antes de llegar a Barranquilla.

Share