Con dedicación y responsabilidad, el ingeniero Heberth Alfonso Ordóñez ayuda a construir sueños en el Valle del Cauca

Oriundo de Cali, con 60 años de edad y más de 35 años de experiencia en el campo de la ingeniería civil, Heberth Alfonso Ordóñez, desde hace más de 3 años forma parte del equipo de Planeación e Infraestructura de Indervalle, espacio donde realiza tareas como la supervisión a las interventorías de los procesos de construcción, coordinación de proyectos en ejecución y las evaluaciones técnicas de los procesos de licitación; todo ello referente a la infraestructura deportiva y recreativa en todo el departamento vallecaucano.

Entre sus estudios cuenta con una especialización en gestión y dirección deportiva de la Escuela Nacional del Deporte y un diplomado en formulación de proyectos de la Fundación Universitaria del Valle, conocimientos que, combinados con su experiencia han contribuido al desarrollo de espacios para el bienestar de la sociedad en el “Valle Invencible”.

Desde niño fue un estudiante sobresaliente, exaltado por su excelencia académica y hoy varios años después, sigue siendo una persona tranquila, responsable y amante del deporte, una pasión a la que llegó pues a sus 5 años padeció poliomielitis, una enfermedad que le dejó como consecuencia la movilidad reducida de sus extremidades inferiores.

En ese camino Heberth no solo encontró un fortalecimiento de sus músculos, sino un estilo de vida que lo ha llevado a seguir practicando actividad física como el ciclismo, teniendo su propio equipo de trabajo en casa, porque el ejercicio es un hábito que no puede faltar en su día a día.

Lleva 34 años casado con Martha Lucía Huertas, compañera de vida con la que comparte la misma pasión de viajar por diversos lugares del mundo, adentrarse en otras culturas y ver buenas películas. Tiene cuatro hijas y una nieta, Valeria Arenas de 6 años de edad, que lo llama de cariño “Abu” con quien adora jugar y compartir su tiempo.

Su gusto por trabajar en la construcción de obras va más allá del aporte profesional, porque cada construcción para la que ha trabajado en diferentes sectores privados y públicos, son un legado que deja para el disfrute de la sociedad.

De trabajar para Indervalle se siente orgulloso, puesto que además de resaltar el talento profesional de los compañeros que hacen parte del equipo de la subgerencia de Planeación, sabe que pone su granito de arena para el progreso y desarrollo social, además mediante estas obras ha sido testigo de un legado que perdurará más que su propia vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas