César Vélez, con su juventud, es guía y testigo de los sueños deportivos de los atletas paralímpicos del Valle

César Vélez, con su juventud, es guía y testigo de los sueños deportivos de los atletas paralímpicos del Valle

El sistema del deporte paralímpico en Colombia ha evolucionado, los resultados son notorios, los atletas crecen técnicamente, y el apoyo al sector se hace evidente en cada una de las citas cumplidas por estos atletas desde su región, y desde cualquier rincón del mundo.

No solo es el talento humano de cada deportista, las nuevas tecnologías revolucionan sus procesos y los servicios biomédicos que a ellos se les brinda los convierten en atletas de altísimo nivel que los lleva a lucir hoy día medallas mundiales y paralímpicas.

Una de las regiones que más hace su aporte es el Valle del Cauca, quien sigue siendo una de las mayores canteras en este sector. Allí en medio de entonadas de himnos, de alzar las manos, de celebrar con canticos, aparecen sintiendo ese mismo júbilo otros artífices de esos triunfos.

Jóvenes como César Augusto Vélez Torijano, fisioterapeuta dedicado en cuerpo y alma al deporte paralímpico del Valle Oro Puro.  Es uno de los profesionales más jóvenes del Centro de Medicina Deportiva de Indervalle, quién desde que era estudiante se apasionó por el tema deportivo, gracias a su voluntariado en los Juegos Nacionales y Paranacionales en el año 2015.

César hace parte del área de discapacidad, y a su cargo tiene atletas de disciplinas como baloncesto en silla de ruedas y fútbol sala auditivo.

Su función no solo es cumplir con tener a estos deportistas al día en cuestiones físicas sino en inyectarles confianza, motivaciones, alegrías y emociones en cada intervención de fisioterapia donde ellos salen con la garantía de que todo estará bien.

A simple vista cualquiera pensaría que este joven caleño de 23 años de edad es un amante al rock o lo que se tilda como “emociones más extremas” en la cotidianidad, todo esto quizá por su apariencia física, pero es todo lo contrario. Su vida está llena de todo un poco, de momentos de tranquilidad, de aquello que lo hace feliz como lo dice él.

La secundaria la hizo en el colegio Luis Carlos Galán Sarmiento, un colegio industrial en donde sus egresados salen con bases fuertes para ser ingenieros, profesión que jamás estuvo en la lista de César, pues al momento de ver el pensum de las carreras industriales supo que no era lo suyo.

En esa búsqueda de lo que sería su vida como profesional, se fue por la línea del deporte que era lo que más disfrutaba en los descansos del colegio cuando jugaba “picaitos” con sus compañeros y fue entonces cuando se encontró de frente con la fisioterapia; sin duda alguna supo que era la carrera que quería estudiar.

Ingresó en la Universidad Santiago de Cali y desde cuarto semestre se apasionó por el sector paralímpico cuando Marcela Ramón le dio la oportunidad de pertenecer como voluntario a la Selección Valle de Juegos Nacionales y Paranacionales en el 2015. Participó como fisioterapeuta auxiliar en Boccias y desde ese entonces supo que en el deporte estaba su interés profesional, a tal punto que continuó en esta disciplina deportiva durante un año y medio más.

Estando culminando sus estudios como profesional, Diana Marcela Escobar docente de la Universidad Santiago de Cali para la época y miembro del equipo de fisioterapia de INDERVALLE, le dio el espacio de hacer su práctica profesional, y después de graduarse, atendió al llamado de la convocatoria laboral que habilitó INDERVALLE, por lo que fue contratado ya hace un año en el equipo médico interdisciplinario.

Desde ese entonces César aprovecha cada día y cada espacio de su trabajo con nuevas experiencias de vida, de las cuales es testigo y guía de sueños que atiende con cada atleta que consulta.

Experiencias que lo siguen motivando a aprovechar cada día de vida y de alimentar como todos los vallecaucanos amantes al deporte, esa ilusión, ese sueño de ver y formar parte de un equipo rojiblanco campeón de los Juegos Nacionales y Paranacionales Bolívar 2019.

Share