Álvaro Angulo, el ingeniero que cimentó la infraestructura deportiva de Indervalle

Álvaro Angulo Vallejo es un soñador, durante gran parte de su vida ha sido estructurador de proyectos en obras públicas, pero desde esta semana una nueva proyección llega a su vida. En ella ya no habrá muchos planos, tampoco seguimientos a los procesos de infraestructura de Indervalle. Ahora construirá desde su hogar nuevas proyecciones, cimentadas con la misma pasión que por años le ha entregado a su trabajo, con la satisfacción del deber cumplido.

Álvaro es ingeniero graduado en la Universidad del Valle, y es quizá uno de los trabajadores más antiguos de Indervalle, entidad a la que entregó 29 años de su amplio conocimiento. Llegó cuando la entidad del deporte del departamento era la Junta de Deportes del Valle del Cauca, tras ser trasladado de la Secretaría de obras públicas de la Gobernación del Valle. Fue en el año de 1988 cuando empezó a especializarse en el tema deportivo, en el que inició como administrador de las piscinas Hernando Botero Obyrne, para con el tiempo convertirse en el responsable del área de Infraestructura Deportiva de Indervalle, adscrita a la Subgerencia de Planeación.

Desde ahí, por varios años coordinó la entrega de los recursos de los impuestos a la Telefonía, que el departamento transfiere a los 42 municipios por ley, y que han servido durante años para la creación de proyectos de fortalecimiento a la infraestructura deportiva del Valle del Cauca.

Nacido en Buenaventura pero criado en Palmira, Álvaro se radicó desde hace algunos años en Cali, lugar en el que encontró lo que él mismo describe como un empleo de calidad, en el cual no solo se realizó como profesional sino que durante el mismo tiempo fue conformando su seno familiar. Un núcleo con el cual espera poder compartir de una forma diferente ahora que se pensiona, y que el tiempo, aquel con el que tanto luchaba a diario, ahora será su principal aliado.

Manuel Alejandro de 21 años, Melissa de 20 y Álvaro Andrés de 12, son sus tres hijos, esos motores con los cuales ha cultivado un sentimiento único, el de ser papá y buscar ser siempre el mejor. Pero antes de ellos estuvo Ana Ruth, su esposa, a quien recuerda cómo la conoció aquella primera vez.

Fue en un bus intermunicipal entre Palmira y Cali, cuando se la cruzó en primera ocasión. Poco después ya le había regalado “Cuatro Amores” libro de autoría del padre Gonzalo Gallo. De allí en adelante el amor floreció y como coincidencia a su historia real, hoy cuenta como el título de esta obra con sus cuatro amores.

Álvaro es reconocido por sus compañeros de trabajo como una persona tranquila, de esas que transmiten una paz interior, quizá por ello en algún momento pensó en ser Sacerdote, idea que no prosperó gracias a que eligió seguir el ejemplo que vio de su abuelo Felipe Vallejo, a quien veía construir casas en Timbiquí- Cauca, por lo que al terminar la secundaria se inició en la ingeniería.

Aparte del trabajo y la familia, ‘el Inge’ siempre supo sacar un espacio para la actividad física. Otras de esas rutinas que se satisface en cumplir. Desde hace 20 años se dedica a participar en carreras atléticas tanto en Cali como a nivel nacional, una pasión que continúa cultivando, y es que, aunque no es el gran atleta, de mucho le sirvió su vinculación al tema deportivo.

“Llegué feliz a esta entidad y me voy igual o más contento por todo lo que di y aprendí. Además, es muy gratificante ver el crecimiento en cuanto a infraestructura deportiva hemos tenido desde que llegó la gobernadora Dilian Francisca Toro Torres. No dudo en decir que somos el mejor departamento del país en este tema. Gracias a ella y a la directora de Coldeportes Clara Luz Roldán hemos ido generando más empleos a profesionales como ingenieros, arquitectos, abogados y aquellos que formulan proyectos… de verdad gracias, y sin duda somos un Valle Oro Puro” resalta Álvaro, quien esta semana tuvo una despedida especial por parte de sus compañeros y de toda la entidad, con quienes compartió durante tantos años y fue testigo del desarrollo que por décadas ha tenido el departamento en materia de deporte, actividad física y recreación.

Álvaro Angulo fue el primero en comandar la infraestructura deportiva de Indervalle, un área que ahora, con el compromiso de la gobernadora Dilian Francisca Toro consignado en el Plan de Desarrollo ‘El Valle Está en Vos’, ha fortalecido cada uno de los 42 municipios con nuevos escenarios para el deporte de altos logros, la recreación y la actividad física, en una inversión que actualmente asciende a más de $120.000 millones y que espera culminar en 2019 con un legado de inversión de más de $200.000 millones.

El ingeniero Angulo tuvo una emotiva despedida luego de acceder a su pensión como funcionario de Indervalle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas